Tono de voz: ¿Qué es y cómo definirlo?

¿Has escuchado: no es lo que dices, sino como lo dices?. Eso se debe a que, para las personas, la forma en la que se le comunican los mensajes es sumamente importante.

Pasa con las marcas, éstas necesitan tener una voz clara y definida que refleje su identidad. Esto implica establecer un tono comunicacional, que no es más que el lenguaje, forma y ritmo que la define.

Una marca debe usar un lenguaje amable, para que su escritura sea familiar para el cliente, es decir, crear un tono de voz específico.

Las palabras deben ser elegidas con cuidado y pueden usarse para persuadir o influir en una audiencia. Pero, ¿Cómo defino cuál es el tono comunicacional que más se ajusta a mi marca?, en nuestro artículo de hoy te vamos a explicar en sencillos pasos cómo hacerlo.

Importancia del tono de voz en la marca

El tono de una marca, representa la personalidad de la misma y debe estar representado en todo el contenido que generas. En concreto, el tono de voz son los aspectos verbales, visuales y de actitud que una marca expresa en su discurso.

Para ello, es importante que dediques tiempo y trabajo al establecer los aspectos que lo definen, si quieres que tu empresa tenga una identidad sólida.

La forma en cómo se expresa una marca debe ser capaz de seducir al usuario y crear una conexión más humana con el mismo.

¿Cómo defino el tono de voz de marca?

A la hora de definir el tono de voz de tu marca, en principio debes tener en cuenta algunos aspectos como:

  • Los valores: Es muy probable que ya a este punto de tu plan de marketing esto lo tengas definido. Pero, si no lo has hecho, es el momento de hacerlo.

Tomando en cuenta que los valores determinan la personalidad de tu marca, y que en consecuencia, esto se transmite a través de su voz, conocerlos es fundamental para poder definirlo.

  • Target: Otro aspecto que te va permitir establecer el tono de voz de tu marca es saber a quién te vas a dirigir.

Así como, en la vida real, uno no se expresa de la misma manera con la mamá, con el jefe, el hijo o los amigos, con las marcas es igual.

Cuánto más sepas de tu público objetivo, más fácil será la forma de hablar con ellos.

  • La personalidad: Este es uno de los puntos claves del proceso; debes pensar en tu marca como una persona y definirla, por ejemplo: su edad, intereses, relación con el cliente (amigo, mamá, papá, socio), los adjetivos que la definen y los que no.
  • Lenguaje: Debes establecer qué tipo de vocabulario establecerás, de acuerdo a los elementos mencionados anteriormente; si hablarás en primera persona, el tipo de palabras que emplearás.

Teniendo claro todos estos elementos, puedes establecer una guía con incluso las frases y palabras que más serán utilizadas a la hora de comunicarte con tus clientes.

Finalmente, el tono de voz de tu marca debe responder a las expectativas de tus clientes, ser consistente en los canales de comunicación que empleas y reflejar los aspectos fundamentales de tu marca, como lo son los valores y la personalidad.

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados