Boicot publicitario contra facebook

6 claves para entender el Boicot publicitario contra Facebook

Pasan los días y pese a la cuarentena, el #StopHateForProfit nombre que lleva la campaña del boicot publicitario contra Facebook toma más fuerza.  Más de 900 marcas han retirado su inversión publicitaria de Facebook, y a consecuencia de ello Mark Zuckerberg ha perdido casi 7.000 mil millones de dólares.

Unilever, Volkswagen Colgate, Moxilla, Levi’s, y muchas de las marcas más importantes del mundo se han unido a esta campaña contra Facebook; incluso se ha comenzado a cuestionar el futuro de la red social. Por ello, hemos preparado un artículo con 6 claves para entender esta campaña contra Facebook, y si es o no probable que acabe con la compañía.

1-Un monstruo con antecedentes

Esta no es la primera vez que Facebook se enfrenta a un escándalo público de tal magnitud. Hace dos años atrás, Mark Zuckerberg debío enfrentarse a tribunales para responder por su responsabilidad en la mayor filtración de datos de la historia a la empresa Cambridge Analitycs ¿lo recuerdan?

Pero, además de esta, Facebook se ha enfrentado a unas cuantas más. Por ejemplo, en 2017 tuvo que pagar una multa de 300 mil euros a una agencia española por usar y cruzar datos personales de usuarios con fines publicitarios, sin autorización previa; de igual forma.

Del mismo modo, un grupo de empresarios de California denunciaron a la red social por haber inflado las cifras de anuncios publicitarios pagos que algunos usuarios realizaron a través de la red. Los denunciantes aseguraron que las métricas de los avisos habían sido alteradas entre 150 y 900%.

Y a estas se le añade una numerosa lista de demandas. Sin embargo, son cada vez más los que creen que la compañía no parece verse afectada por alguno de estos problemas, y además, que siempre logra salir airosa; cosa que, sin duda, sirve de combustión para una ira inflamable.

2-Libertad perniciosa

Basado en los principios de la libertad de expresión, la empresa dio luz verde para que cualquier usuario de la red social pudiera publicar lo que deseara.

A la larga, funcionó para que mensajes de odio, racismo, xenofobia, homofobia, y de cualquier otra etiqueta negativa, inundaran la red social.  

Las autoridades, al darse cuenta, comenzaron a presionar a Facebook para que creara políticas que contrarrestaran el inconveniente. Y, aunque al principio estos cambios comenzaron a notarse, no prevaleció en el tiempo.

Con sucesos como el asesinato de George Floyd, los mensajes ofensivos, racistas y discriminatorios se dispararon; poniendo en tela de juicio las acciones de la compañía. De allí nace el boicot publicitario de Facebook.

3- Un # como señal de protesta

El pasado 17 de junio numerosas organizaciones de derechos civiles se unieron para tomar cartas en el asunto. Y fue entonces cuando crearon el # Stop Hate for Profit (deja de odiar con fines de lucro, en su traducción al español).

Boicot Publicitario Contra Facebook

Esta campaña denuncia la falta de regulación de Facebook en la proliferación de grupos de odio en la plataforma.

Además, aseguran que los usuarios extremistas se han unido más a otros grupos de la misma naturaleza debido a las recomendaciones del algoritmo de Facebook.

El movimiento propone que Facebook cambie las políticas y algoritmos de la empresa para evitar discursos de odio; la contratación de ejecutivos expertos en derechos civiles; la organización de una auditoria externa contra el odio y desinformación; capacitación más profunda de los moderadores humanos ante mensajes violentos, entre otras acciones.

4- ¿Cuál es el papel de los anuncios publicitarios en todo esto?

Lo que ha captado la atención de estas 900 mil empresas es la premisa de que Facebook se está enriqueciendo a partir de la publicidad. Los activistas aseguran que durante 2019 el 98% de los 70.700 millones de dólares en ganancias de la compañía eran por esa vía.

Por ello, solicitaron a los anunciantes que iniciaran un boicot publicitario para enviar un mensaje más contundente.

5- Respuesta de Facebook

Facebook, al igual que en otros escándalos públicos, se ha mostrado parsimonioso y sereno. La vicepresidenta de soluciones de marketing global, Carolyn Everson, leyó el comunicado oficial de la compañía: “Respetamos las decisiones de las marcas. Desde Facebook estamos trabajando en eliminar los discursos de odio y brindar un entorno seguro para las próximas elecciones”.

Pero ¿funcionará el boicot publicitario contra Facebook para repercutir lo suficiente en las arcas de la compañía?

Según un análisis de Fortune, el boicot publicitario contra Facebook no logrará una repercusión económica, pues para ello necesita una participación mucho mayor a la actual. Además, añade que la compañía sigue siendo grande en comparación al riesgo mínimo que actualmente está corriendo.

Recientemente, Zuckerberg se reunió con los organizadores del #StopHateForProfit. En el encuentro les mostró todo lo que se estaba haciendo para solucionar los problemas. Ejemplo, una serie de novedades en la lucha contra la desinformación y la desactivación de los anuncios políticos.

A criterio de los líderes del movimiento, la reunión fue decepcionante. “Facebook ofreció las mismas viejas soluciones para intentar satisfacer nuestras demandas”, expresó Jessica J. González, copresidenta ejecutiva de Free Press y una de las representantes del movimiento #StopHateForProfit.

Para Facebook, en cambio, “fue un gran paso para llegar a un acuerdo”.

6- ¿Boicot por conveniencia?

Muchos son los que cuestionan la efectividad y permanencia del boicot publicitario contra Facebook, pues aseguran que las marcas se están sumando por conveniencia. 

Algunas solo han suspendido su pauta publicitaria por 30 días. Otras, únicamente han hecho algo que ya tenían pensado hacer por la crisis que ha generado el Coronavirus.

Esto da pie a una interrogante: ¿No estarán las empresas sumándose al boicot publicitario contra Facebook únicamente para sacar ventaja? Es una campaña tendencia y de responsabilidad social, por lo tanto, también da pie a que las personas consideren a estas marcas como solidarias.

Ahora, queremos conocer tu opinión sobre el boicot publicitario contra Facebook. Déjalo en los comentarios, y si te ha gustado este artículo, no olvides compartirlo.

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados